Espada Zaragoza, Jesús

Jesús Espada (Chule Espada) Técnico de sonido directo en la industria cinematográfica, nos habla de:

  «La Magia de dar motor»

Antes de que Jesús Espada Zaragoza nos empiece a contar sobre La Magía de dar motor, os contamos cosas acerca de él.

Para empezar nos gustaría que os presentarais y nos dijerais quienes sois.

Soy más conocido en la industria como Chule. Llevo trabajando como técnico de sonido directo para audiovisuales desde 2004. Cursé la licenciatura en comunicación audiovisual y años más tarde crucé el charco para buscar respuestas en Canadá donde hice un máster de diseño de sonido cinematográfico y videojuegos en la Vancouver Film School.

¿Porque decidiste trabajar en este sector? ¿Es vocacional o un día quisiste probar y te gustó?

Siempre me ha gustado todo lo relacionado con aquello que produjera sonido e imagen así como los aparatos que se utilizaban para registrarlo. Mi padre tiene un órgano Hammond en casa con una pletina de casette que me atrapaba cuando era un niño. Supongo que el gusto por el audio viene de familia, donde siempre había una guitarra y mi padre quería que me enganchara a la música. Ahora le grabo de vez en cuando sus conciertos de la masa coral, de guitarra clásica, con el órgano o su grupo de colegas. Así que, de algún modo, la pasión de mi padre por la música tuvo que ver en que tuviera curiosidad por el mundo sonoro.

Pese a que empecé a estudiar empresariales hice en paralelo un curso de sonido con el que me decidí a pasarme a unos estudios más artísticos. Cambié a comunicación audiovisual donde encontré el ambiente en el que me quería mover. Desde primero de carrera estaba grabando cortos y hasta la fecha llevo rodados 92. Me encantó ser una parte activa para crear una película. La universidad fue el sitio donde descubrí este adictivo mundo del rodaje y donde empecé a desentramar los retos de esta profesión.

Cuéntanos brevemente cuáles son tus funciones como sonidista.

Mis función básica como encargado de sonido en un set es capturar los audios producidos en rodaje necesarios para contar la historia. Teniendo en cuenta que el diálogo es el Rey, por la importancia que tiene en la narrativa de la película, hay que intentar controlar los elementos externos que puedan influir en él. Creo que la posición del sonidista es clave para anticipar todo aquello que pueda afectar a la captación del mejor y más limpio sonido posible. Una vez controlado el entorno se selecciona la microfonía y  la técnica más oportuna para conseguir sacar de la escena las interpretaciones por encima del resto.

MAP WEB MOTOR
La Lunares
EPC WEB MOTOR Web
APPA
Tecnitran WEB MOTOR
Vet Animals APP MOTOR
Carlos Rigo
SERCIVI
NO PROBLEM SONIDO WEB MOTOR
ATPE
Enfoco_JPG_WEB_Motor_732x90
PointOffView_GIF_WEB_Motor_728x90
Gaston y cia catering
MI GUARIDA PULIDA
MILKO_GOMEZ _JPG_APP_Motor_720x220

Cuéntanos cual es tu meta final en el sector.

Pasados unos años trabajando en este sector pienso que al final lo que importa es que me hayan tenido en cuenta porque he hecho una buena función en mi puesto y haya generado un buen ambiente desde mi departamento. No busco reconocimiento más allá que el de mis compañeros de profesión. Creo que trabajamos en un sector privilegiado en el que vives muchas situaciones gratificantes pero con frecuencia duras y que las personas que forman parte de esta industria hacen que lo que te llevas en lo personal marca que sigas afrontando con ánimo cada rodaje. Por ello la meta es seguir disfrutando de lo que hago cada día.

En toda producción audiovisual existen tres fases: preproducción, producción y postproducción. ¿Qué proceso os gusta más? ¿Por que?

Soy animal de rodaje. El proceso que más disfruto es el de la producción. Me especialicé en postproducción de sonido porque quería conocer en profundidad todo el proceso de sonorización, entender sus límites, hasta dónde se puede llegar con el sonido que viene de localización. Desde esta perspectiva en la preproducción se puede anticipar y negociar para mitigar fuentes de sonido indeseadas, tratar acústicas, posicionamiento de micros… Llegado el caso en el que te encuentras situaciones inesperadas saber cuál es la mejor solución. Me gusta el sonido en localización porque cada día supone un reto distinto en el que ofrecer soluciones.

Algún consejo para las personas que quieran empezar en este sector y en concreto en tu rama.

Aunque peine canas creo que me queda mucho por aprender para dar consejos. Si tengo que dar alguno a quien empieza es que sean serios en lo que hacen y que respeten el trabajo de los demás. En cuanto a la rama de sonido, les diría que no se obsesionen con tener el último material que ha salido en el mercado. Que conozcan bien su equipo, características y limitaciones y jueguen bien sus bazas. En muchas ocasiones no es la flecha lo que importa, sino el indio.

¿Que sería del cine o la televisión sin sonido?

Algunos recordareis el cine mudo, que tan divertido nos parece ahora, y es en 1897 cuando los hermanos Lumiére incorporan un cuarteto de saxofones para acompañar a sus proyecciones en su local de París. Hasta 1923, después de muchas pruebas, no se consiguió el invento definitivo por Lee de Forest con su Phonofilm. En 1926, bajo Warner Brothers, se inicio la primera producción con presupuesto donde la imagen convivía con el sonido.

Hoy en día, la figura del técnico de sonido directo en cine cobra mucha importancia. , Jesús Espada «Chule» nos cuenta en este articulo diferentes aspectos de su figura profesional.

¿Qué técnica utilizas para conseguir la grabación de un sonido claro de los actores sin ruidos del resto de acciones de la secuencia?

En primer lugar, intento grabar cada una de las fuentes de sonido por separado. Utilizo un micrófono direccional en pértiga para darle consistencia a la escena y, cuando esta lo permite siempre dará el mejor sonido. Cuando el plano es cerrado o en superficies reflectantes me gusta utilizar microfonía de Schoeps. En situaciones ruidosas monto en el boom un micrófono Sanken CS3e que aísla bastante de las fuentes de sonido externas por su tecnología de cancelación de sonido fuera de eje.

Siempre que sea posible pongo un micrófono inalámbrico a cada uno de los actores. Soy muy partidario de la utilización de microfonía lavalier en cada uno de los personajes que entran en set. La correcta colocación de la cápsula y la coordinación con el departamento de vestuario permiten tener aisladas cada una de las voces. Con este planteamiento le ofrezco a postproducción los ingredientes por separado para que “cocinen” con ellos a su gusto.

Has trabajado en películas, spots y series  ¿Cómo es el día a día en una grabación?

He hecho multitud de cortometrajes, entre ellos “Aquel no era yo” el corto de los niños soldado que fue a los Oscar. Varias películas independientes de las que se estrenan en pocas salas. La última película que grabé fue “La Jota” de Carlos Saura. Últimamente estoy volviendo a hacer ficción con el auge en el sector que se está produciendo en España. He participando en series como “El embarcadero” “Valeria” “En el corredor de la muerte” “White Lines” haciendo dobles unidades.

Llevo desde 2013 más centrado en el sector publicitario rodando spots de todas las clases y colores. Futbolistas, coches, supermercados, cosméticos, bancos… El año pasado rodé la campaña de Lotería de Navidad, fue un proyecto que me hacía especial ilusión rodar. Me atrae más el rodaje de publi por cuanto que son rodajes distintos en los que constantemente estás cambiando de planteamiento, localización, actores, equipo. Me resulta más atractivo preparar el material y cerrar requisitos para el rodaje cada poco tiempo.

 Cada spot tiene unas exigencias técnicas en las que plantear un proyecto diferente. Desde el análisis del tratamiento, las localizaciones, las conversaciones con el departamento de cámara… toda película plantea un escenario único.

¿Puedes contarnos algún truco que podamos conocer?

Me gusta esconder micrófonos en objetos del decorado, los conocidos como “plant mics” para los planos en los que el boom es complicado tenerlo en la posición que me gustaría.

Iconografia Audiovisual

¿Es respetado en la profesión, la figura del Sonidista?

¿Algo que se pueda mejorar?

Creo que depende del tipo de rodaje. En ficción desde luego que tenemos más peso. Encuentras respeto por lo que haces, tienes tu tiempo para preparar microfonía, negociar planos, tratar la luz para favorecer sombras, localizar… Aún así el cuchicheo en set es algo que siempre encuentras y que son batallas que peleas como profesor de escuela pidiendo silencio al alumno revoltoso.

Mientras tanto en publicidad nuestra posición requiere mucha paciencia y mano izquierda para tratar con “el otro combo” y sacar lo que puedas y como puedas molestando lo mínimo.

A día de hoy echo en falta la sensación de estar rodando en negativo por lo que ello suponía. La preparación, los ensayos mecánicos, la concentración y silencio de todo el equipo… La magia de dar motor con el digital se está perdiendo y una dinámica que estaba establecida desde muchos años se está deteriorando poco a poco.

Una vez grabado el sonido directo, ¿que procesos le siguen?

Finalizado el rodaje se entregan los brutos de sonido al DIT quien los incluirá en el material del proyecto que irá a montaje. En la sala de edición sincronizarán audio y vídeo, normalmente trabajan con las pistas de mezcla y una vez finalizado el proceso de edición de vídeo exportarán una OMF para que trabaje postproducción de sonido. En postpro tendrán acceso a cada una de las pistas con las que trabajar el stem de directo, incluir banda de efectos, ambientes, músicas y con todos estos elementos realizar la mezcla para dejar cada sonido en su lugar dándole vida a la pieza.

Que pasa si en la postproducción, el sonido no es tan bueno como parecía que lo era en el rodaje.

En ficción sí que puedes hablar con el encargado de postproducción y debatir necesidades de sonido y técnicas microfónicas. Puedes tener feedback sobre cómo está yendo el rodaje según su opinión.

Normalmente no estoy implicado en el proceso de postproducción sobre todo en publicidad donde te encuentras la pieza ya en emisión. Hay ocasiones en las que puede gustar más que otras pero poco puedes hacer.

En algún caso me he encontrado con que han utilizado directamente el sonido de referencia que tenían en cámara con la consiguiente decepción pero en estos casos a saber los factores que estaban implicados.

En muchos decorados o localizaciones, el espacio se queda pequeño. ¿Te han tenido que ubicar en algúna esquina sin ser el lugar más apropiado.

Me he encontrado que moviéndome poco a poco para dejar sitio a cámara he tenido que terminar subido en una mesa, encimera, encima del capó de un coche… Aunque los baños son los lugares más divertidos e íntimos para hacer amigos en rodaje. Eso de que el roce hace el cariño es cierto pero si no va más allá de una hora metido en un cubículo con otras tres personas incómodas, con calor y en posiciones inverosímiles.

Cuéntanos alguna anécdota.

En una ocasión llegué a un rodaje con una productora de fuera de Madrid con la que no había rodado antes. Entré en la localización y alguien de producción muy amablemente me preguntó cómo estaba, si quería un café, me presentó al director, me dijo que si necesitaba cualquier cosa no dudara en pedirlo. En el momento que me dijo que me acompañaba a la carpa de agencia me di cuenta que me habían confundido con otra persona. Fueron unas risas al descubrir que era el técnico de sonido.

Que recomendarías al resto de la profesión desde tu puesto profesional.

Me gustaría que se mantuviera la dinámica de rodaje con la que empecé en esta profesión, por mí y por el resto de compañeros. Si cada uno tuviera su tiempo para marcar acciones, posiciones, límites de cuadro iríamos mucho más finos y creo que el resultado sería mejor.

Booking.com